Atalaya logo


Datos de Usuario

¿no recuerdas tu contraseña? Haz click aquí

 

¿eres nuevo?

date de alta aquí




Logo de la universidad de Huelva Universidad de Huelva

Alfredo J. Morales habla sobre Patrimonio Cultural en los Cursos de Verano de la UCA

07/07/2016

click para ampliar


            El profesor Morales Martínez, catedrático de Historia del Arte de la Universidad de Sevilla, ha participado en la edición de 2016 de los Cursos de Verano de la UCA aportando a su docencia en los mismos su experiencia, larga y profunda, en materia de gestión del Patrimonio, poniendo al servicio de los asistentes a su conferencia sus amplios conocimientos y dilatada experiencia en materia de gestión del Patrimonio.

 

            El ponente comenzó su intervención tratando sobre diversos aspectos de la gestión que él ha introducido en su docencia universitaria en las aulas de la Hispalense, ya que quiso en su día, y consiguió, que en un marco docente excesivamente teórico en su momento tuviesen cabida conceptos y materias, como las relativas a la gestión, de cariz más práctico, que no habían contado con espacio propio en los temarios de la enseñanza universitaria.

 

            Su experiencia en el Instituto de Patrimonio Español le permitiría ampliar su conocimiento y experiencia en este ámbito más práctico de la gestión, trascendiendo de los marcos puramente teóricos, señala el ponente, que habían marcado los ritmos de la docencia universitaria.

 

            Patrimonio, política y gestión son los conceptos que marcan los límites de la envolvente que expuso el profesor Morales en su conferencia, señalando que la coexistencia de dichos conceptos y la danza y contradanza entre los mismos marca no sólo un paisaje teórico, sino que refleja la realidad del trabajo sobre el Patrimonio, de la gestión del Patrimonio desde la perspectiva de la política.

 

            El profesor Morales planteó algunos ejemplos prácticos de la gestión de los bienes patrimoniales, señalando existencia de contradicciones en la evolución de la materia normativa, así como los puntos de inflexión de la construcción de las normativas legales sobre el Patrimonio en función del momento histórico en el que se diseñan y emiten los textos normativos y administrativos.

 

            Puso en este sentido ejemplos de normativa de mediados del siglo pasado (1949 y 1963), haciendo hincapié en el espíritu de dichos textos administrativos así como en la forma de los mismos, como reflejo del momento histórico, ideológico, conceptual y por ende, político, que emanó dichos textos, señalando incluso las contradicciones en las que se llegaría a incurrir en dichos textos normativos al hacer primar lo ideológico y político sobre lo relativo a la conservación y a la posible lógica de los propios bienes patrimoniales, de modo que se llega a primar unos territorios, y dentro de esos territorios, unos bienes patrimoniales determinados, en función de criterios puramente políticos, desdeñando otros criterios de diferente naturaleza.

 

            El Dr. Morales, desde un espíritu profundamente crítico, entró a considerar la existencia de contradicciones en el contexto de las actuaciones de la administración en materia de gestión del Patrimonio, apuntando a la responsabilidad de los gestores políticos en dicha cuestión y señalando como la situación creada no sólo ha puesto en peligro a muchos bienes culturales sino que ha llegado a poner en duda el propio sentido y significado del concepto de “bien cultural” y de “Patrimonio”.

 

            Entre dichas contradicciones el ponente mencionó el problema creado entre las cuestiones medioambientales y culturales, poniendo el ejemplo de la difícil, a veces, coexistencia entre la fauna y los bienes patrimoniales culturales, señalando que la conciencia medioambiental es hoy por hoy en apariencia superior en el cuerpo social al peso de la conciencia que dicho cuerpo social tiene en relación con el Patrimonio Cultural y Monumental.

 

            Desde una perspectiva crítica tanto con el cuerpo social como con el papel de los gestores políticos públicos, el ponente entró a considerar el concepto de Patrimonio como una realidad universal, que engloba en su evolución a modos y modelos de todo el planeta, en lo geográfico, y de muy diversas naturalezas, en lo temático, así como de muy diferentes horizontes cronológicos, en lo temporal.

 

            En este sentido, el profesor Morales abundó en los muy diferentes perfiles del Patrimonio, en su polimorfismo, en la riqueza de su carácter, algo que se encuentra lastrado por los conceptos previos y por el peso de la normativa. Así, el Dr. Morales planteó el concepto del Paisaje Cultural como elemento imprescindible a la hora de trabajar, en presente y en futuro, en el ámbito de la gestión del Patrimonio Cultural en sus diferentes perspectivas.

 

            Habló, así, del afán “fachadista” y del maniqueísmo y fetichismo existente en determinados ámbitos de la gestión del Patrimonio, poniendo diversos ejemplos de malas prácticas en materia de conservación en el bien inmueble, algo que pone de manifiesto las contradicciones en la ejecución de la conservación, en la práctica de la protección y, en definitiva, en el ámbito general de la gestión del Patrimonio Histórico y Monumental.

 

            Otra de las debilidades del Patrimonio es la manipulación que se hace del mismo, desde una perspectiva política tanto como económica, continuó señalando el ponente, quien entraría a considerar no sólo la construcción de identidades políticas empleando para ello el recurso que supone el Patrimonio, sino también a tratar sobre el impacto del Turismo en el ámbito de un Patrimonio que se utiliza y se manipula, en palabras del conferenciante, como un atractivo turístico, como un reclamo económico en manos de las industrias turísticas y de los gobiernos, y ello pese a la conciencia de que el Patrimonio es un bien no renovable del cual somos responsables como sociedad, y debemos tratar de transmitirlo y conservarlo para las generaciones venideras.

 

            El mal uso del Patrimonio a expensas de su propia conservación, y de su destrucción, al servicio de la economía, vino a ser considerado igualmente en la intervención del Dr. Morales Martínez, quien señaló que en la correcta gestión del Patrimonio han de intervenir la administración, la empresa, la sociedad en general y el ámbito académico, siendo fundamental el conocimiento y la difusión del mismo sobre el Patrimonio en el cuerpo social de cara a la conservación del mismo.

 

            En este sentido, en lo relativo al conocimiento sobre el Patrimonio, señaló el ponente la necesidad de contar con un adecuado catálogo, actualizado y en vigor, de los bienes patrimoniales, inmuebles y muebles, de cara a la protección del conjunto del referido Patrimonio, siendo que el único catálogo monumental que se ha terminado en este sentido, de acuerdo con lo expuesto por el profesor Morales, es el de Navarra.

 

            Si no se conoce lo existente, señaló el conferenciante, será imposible planificar y ejecutar una línea de acción oportuna desde lo público, por no hablar de la escasez de técnicos especialistas trabajando en la administración en materia de gestión del Patrimonio, no dejándose en el tintero el ponente el problema del “papelismo” (la excesiva burocratización), la escasa o casi inexistente continuidad en la creación de puestos de trabajo relacionados con la conservación del Patrimonio, siendo imprescindible el trabajo de los especialistas de cara a la preservación y el mejor conocimiento de los bienes patrimoniales.

 

            La insuficiencia de los recursos económicos de cara a la gestión del Patrimonio, la coexistencia del mecenazgo privado y la conservación de los bienes patrimoniales, la a veces difícil cohabitación de elementos publicitarios y bienes del Patrimonio, fueron otras de las cuestiones consideradas por el profesor Morales en su ponencia, presentando, por ejemplo, modelos ya tradicionales y otros más innovadores de despliegues publicitarios en bienes patrimoniales monumentales.

 

            Uno de los problemas de la mala gestión del Patrimonio, expuso el ponente, puede ser el exceso de dinero, de presupuesto, o -dicho de otro modo- la mala gestión del mismo, poniendo el conferenciante diversos ejemplos, a su criterio, de lo señalado, como el caso de la Alameda de Hércules de Sevilla, la Torre Pelli, también en Sevilla, o las “Setas” de la Encarnación, igualmente en la capital hispalense, siendo otra de las debilidades del Patrimonio apuntadas por el ponente la representada por la masificación del consumo de los bienes patrimoniales, bajo el prisma de un determinado modelo turismo patrimonial que se mueve desde el tópico fetichista (señalaba el conferenciante) y puede llegar a poner en peligro la conservación de los bienes del Patrimonio, como en los casos (citados por el Dr. Morales), de La Alhambra granadina o de la Cueva de Altamira.

 

            Como conclusión, el ponente reclamó la necesidad de llevar a cabo una gestión responsable del Patrimonio, que pasa por la educación de la ciudadanía, por la concienciación y sensibilización del cuerpo social, tarea que contribuya a mejorar el sentido crítico y de reflexión de la ciudadanía, algo que no se produce, en líneas generales, y que en lo relativo al Patrimonio sólo contribuye a la mala gestión de los bienes patrimoniales y su escaso y parcial calado en el conjunto del cuerpo social.

 

 

 

Manuel J. Parodi Álvarez

 


Aviso legal | coordinado por la Universidad de Cadiz y Universidad Internacional de Andalucía